¿Cómo enseñar a tú hijo a andar en bicicleta?

La buena noticia es que ya no tienes que preocuparte mucho por los riesgos de lastimar a tu hijo en sus clases de bicicleta con la ayuda de la increíble bicicleta "Strider". Este nuevo tipo de bicicleta es una elección perfecta si desea priorizar la seguridad cuando su hijo aprenda a equilibrar sus primeros paseos en bicicleta. También se conoce como bicicleta de equilibrio, para caminar o para correr, ya que no tiene pedales y ambos pies de su hijo tocan el suelo. De esta manera, su hijo puede sentirse seguro y confiado mientras practica sus habilidades de equilibrio.


Solo ten en cuenta que st hijo no debe pesar más de 22 Kilos y que su altura no debe ser inferior a 1.1 mts. Esto es para garantizar que la bicicleta Strider pueda mantener la estabilidad mientras su hijo la monta. La estructura de la bicicleta está fabricada con metales duraderos y recubierta con pintura fina y resistente a la corrosión.

Niño montando una bicicleta strider
Otra cosa buena de esta bicicleta son sus neumáticos a prueba de pinchaduras y de polímero. Este tipo de neumático puede ayudarte a eliminar el problema y los inconvenientes de los neumáticos pinchados. La tija del sillín también está diseñada para ser ajustable con altura adicional para que su hijo aún pueda usarla cuando cumpla los 4 años. En lo que respecta al manillar, la bicicleta Strider también le permite a tu hijo maniobrar dentro del área de ciclismo. Los manillares son fáciles de girar y controlar para que su hijo pueda ajustarlos fácilmente.
Aquí hay algunos consejos sobre cómo enseñarle a tu hijo cómo andar en la bicicleta Strider cómodamente y convertirla en una experiencia divertida para usted y su hijo.


Antes de que realmente tu hijo comience a aprender, asegúrate de que el lugar que elijas para él sea un entorno seguro. El lugar ideal es donde no haya mucho tráfico cruzado y no hay distracciones. Un lugar donde puedas ir con tu hijo y te sientas cómodo. Encontrar un lugar con pavimento y una bonita superficie lisa para aprender es la mejor opción.
Asegúrate de bajar el asiento para que cuando está sentado en la bicicleta sus pies están apoyados en el suelo. Será más cómodo para él y se sentirá más relajado.


Cuando encuentres un entorno seguro, quieres que él se mueva, para que sienta lo que es estar en la bicicleta. A medida que se siente más cómodo y va un poco más rápido, solo monitoréalo desde lejos y dale su espacio.


Más adelante, cuando haya superado el deslizamiento, querrás que vaya un poco más rápido. Tienes que acostumbrarlo a equilibrar la bicicleta. No me refiero a un ritmo rápido, solo a una costeo suave y cómodo.


Mientras se desliza, querrás que levante los pies. Pregúntele: "Está bien, voy a contar hasta diez, ¿crees que puedes deslizarte con los pies arriba hasta los diez segundos completos?" Que sea una experiencia divertida.


El siguiente paso es girar cuando se desliza. Siempre pensando en pequeños pasos, pídele que giré un poco a la derecha y  luego un poco a la izquierda. Cuando veas que va progresando, puedas instalar unos conos u objetos y hacer que los rodee en diferentes patrones.
Otra cosa que debes observar es si mientras conduce, está viendo hacia abajo o  hacia adelante. El objetivo es lograr que tenga la mirada siempre hacia adelante y hacia dónde se dirige. Una vez que logre esto, una buena señal de que se siente muy cómodo con la bicicleta.
Es una sensación tan maravillosa ver a su hijo aprender su primer paseo en bicicleta mientras se asegura de que estará bien. Con la ayuda de la bicicleta Strider, puedes estar seguro de que pronto estará preparado para aprender las verdaderas habilidades del ciclismo. No garantiza que su hijo nunca se lastime en sus paseos en bicicleta, pero siempre que lo vigile, puede permitir que su hijo disfrute de su bicicleta Strider.